viernes, 11 de marzo de 2011

La medicina folklórica en la Republica Dominicana

Según las estadísticas de la Organización Mundial de Salud el 80% de la población mundial usa la medicina folklórica. Este tipo de medicina tradicional está basada en costumbres que pasan de una generación a otra y está en el fondo cultural que tiene en común toda la humanidad. Es muy diferente de la medicina científica y la medicina alternativa porque los chamanes, brujos, y curanderos asumen el papel de los doctores y las enfermeras. Gran parte de la medicina folklórica es la creencia que las enfermedades tienen un origen divino y sobrenatural. En vez de usar los farmacéuticos, el laboratorio y la tecnología, usan plantas, productos minerales, hierbas y productos de origen animal. Esta forma de medicina es practicada en todas partes de la Republica Dominicana lo cual es  muy interesante porque hasta hoy en día, la medicina tradicional está influenciada por su origen antiguo de la gente Taina que vivió en la isla antes de la colonización.
El primer recurso sobre la medicina folklórica en la Republica Dominicana que encontré es el artículo “Tertulia Caribeña: Medicina folklórica dominicana” de la página de Web del museo Centro León, un museo muy reconocido por toda la Republica Dominicana. El autor escribió el artículo en un formato informal para el público en general. La reseña habla sobre la historia de la medicina tradicional que empezó con la gente indígena y los africanos esclavizados (Arias). Este artículo parece creíble porque la autora incluye citas de un profesor, un doctor y una antropóloga del Centro León. El problema más importante con este documento es que le falta mucha información. Solo da al lector una perspectiva general del tema y nada sobre los detalles como las plantas y los productos que usan los médicos tradicionales. Tampoco menciona qué sector del público utiliza esta forma de medicina más frecuentemente o cuáles son las ventajas y desventajas de la medicina folklórica.
El segundo recurso, el artículo “Etnobotánica en el Batey Palavé: prueba de sensibilidad y resistencia microbiana de cinco plantas utilizadas en atención primaria de salud,” publicado en la revista dominicana Ciencia y Salud por la Universidad de Santo Domingo es muy diferente del primero recurso. El primer recurso del Centro León es una breve discusión de la medicina folklórica entre todo el país y los autores de este artículo quieren exponer a la gente común.  Mientras que este artículo es una investigación científica escrita para la sociedad médica y se enfoca en un lugar específico.
El segundo documento sirve muy bien para examinar en más profundidad  las formas y los recursos específicos de medicina folklórica. En él, se describe una investigación sobre el uso de las plantas medicinales de la población del Batey Palavé, un paraje de la Provincia de Santo Domingo. Los autores realizaron esta investigación para “establecer cuáles son las problemas de salud más comunes que afectan a los pobladores del Batey Palavé y en qué medida son resueltos a través del uso de plantes medicinales.” Los investigadores encontraron que los problemas de salud que más afectan a la población son la gripe, la diarrea, el vómito, y las infecciones de garganta y piel. Después de hacer entrevistas con la gente de esta región, descubrieron que el 49% de las personas usan “plantas medicinales como un primer tratamiento para resolver sus problemas de salud y un 22% va al medico y usa plantas medicinales de forma combinada.”  Las seis plantas utilizadas más frecuentas son chinola, limoncillo, cereza, canela, orégano poleo y limón. No describen los usos específicos de las plantas y la manera de usarlos. La región que los autores analizaron es un microcosmos que refleja todo el país. La gente de Batey Palavé vive en pobreza y tiene un bajo nivel de educación, características que también aplican a la mayoría de la población dominicana.  Los resultados del artículo son un excelente recurso para estudiar la medicina folklórica de la Republica Dominicana.
La tercera fuente, “La práctica de la medicina tradicional en América Latina y el Caribe: el dilema entre regulación y tolerancia” de Nigenda et al., publicada por el Instituto Nacional de Salud Publica de México, es un estudio sobre la regulación de la medicina folklórica en nueve países diferentes incluyendo la Republica Dominicana. La investigación que hicieron los autores indica que “el proceso legislativo de la medicina tradicional es variado en la región y se encuentra en diferentes etapas.” Determinan tres etapas para clasificar la situación de cada país: la primera consiste en los países que “cuentan con algún tipo de desarrollo en materia de legislación,” la segunda contiene “los que están trabajando en el proceso de legislación,” y a la tercera pertenecen “los que no tienen legislación y el proceso de regulación es incipiente.” Descubrieron que en la República Dominicana no hay un permiso del gobierno para practicar este tipo de medicina pero “los organismos oficiales aceptan dicha práctica si se mantienen un perfil o una presencia muy bajos dentro de la atención a la salud.” Obviamente la Republica Dominicana está afiliada al grupo de países en la tercera etapa. En el pasado al gobierno no le interesaba legislar la medicina tradicional. Sin embargo, el crecimiento mundial de las formas alternativas de la medicina en los años recientes causa un aumento del interés del gobierno por regular y desarrollar la medicina folklórica. 
El  tercer artículo es más parecido a él de Minier et al. que al artículo de Centro León porque también es un informe de investigación. Los dos están escritos en el estilo y formato de ensayos académicos; están separados en secciones: introducción, metodología, resultados, discusión y conclusión. Sin embargo, estos dos documentos son diferentes en las regiones en que se enfocan y en los temas. Minier et al. hablan sobre una región específica en la República Dominicana mientras que Nigenda escribe su trabajo sobre nueve países diferentes. Juntos, estos dos artículos dan una perspectiva diversificada del tema. Además, el artículo de Centro León contribuye una breve descripción de los orígenes de la medicina folklórica. 
Los tres recursos examinados revelan una gran cantidad de información sobre la medicina folklórica en la Republica Dominicana. El uso de este tipo de medicina es muy frecuente por todo el país y se manifiesta de maneras diferentes. Es una gran parte de la cultura dominicana que se originó antes de la colonización de la isla. Para la gente dominicana, el uso de las plantas y hierbas para tratar algunos problemas de salud es tan común como una visita al doctor. Especialmente para la gente rural, esta forma de medicina es la única a que tiene acceso o que pueden permitirse. Las plantas y hierbas fueron utilizadas por muchos siglos sin regulación o reglas formales del gobierno. Hoy en día la cuestión sobre la legislación y el control del uso de la medicina tradicional es un tema significativo.

Bibliografía

Arias, Noelia. "Tertulia Caribeña: Medicina folklórica dominicana." Centro León. Centro Cultural Eduardo León Jimenes, 18 Julio 2006. Web. 10 Feb. 2011.

Minier, Cristiana C., and Daisy Castillo. "Etnobotánica en el Batey Palavé: prueba de sensibilidad y resistencia microbiana de cinco platas utilizadas en atención primaria de salud." Ciencia y Salud 33.3 (2008): 361-87. Web. 10 Feb. 2011.

Nigenda, Gustavo, Gerardo Mora-Flores, Salvador Aldama-López, and Emanuel Orozco-Núñez. "La práctica de la medicina tradicional en América Latina y el Caribe: el dilema entre regulación y tolerancia." Salud Pública Mex 43 (2001): 41-51. Web. 15 Feb. 2011.

3 comentarios:

  1. Es interesante el titulo del tercero recurso: "el dilemna entre regulacion y tolerancia". Es que no puede ser los dos? Me hace preguntar que es el creciente interes del gobierno en la medicina tradicional? Seguridad de la gente que la usan? El potencial de ganancias ahora que crece en notoriedad y popularidad? Represarlo en el nombre de progreso hacia medicina moderna? Que es el caracter de los propuestos de regular la medicina tradicional?

    ResponderEliminar
  2. Pienso que este tema es muy importante en la cultura de la republica dominicana y por eso es muy interesante y diferente que nuestra cultura. Pienso que todos quieren avanzar sus medicinas y sus maneras para curar, y mientras en los EEUU intentamos avanzar nuestras curas con dinero y tecnología, algunos paises no pueden pagar tanto dinero como nosotros y buscan otros fuentes como medicina foklorika. Me gusta que usiste la historia de la colonización en su ensayo!

    ResponderEliminar
  3. Anya, tu tema es interesantísimo! Aunque la República Dominicana sea un país socialista en dónde la población tiene acceso a la medicina universal, etc. parece ser que la medicina folklorica que se creyo hace miles de siglos allí todavía suele ser más influyente que la medicina moderna. Me parece también que por ser una isla pequeña la comunidad es muy cercana y por eso es tan fácil pasar remedias entre amigos y familias que les han servido por años y no les fallán. El resultado de ser una comunidad pequeña y tener varias zonas rurales es una aprehensión a la medicina moderna y la gente le tiene mucha más fé en la medicina alternativa.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por ofrecerme tus comentarios!